imagen foto_portada.jpg

Es el método con el cual tratamos de aislar térmicamente una superficie reduciendo la transferencia de calor hacia o desde el ambiente mediante el uso de materiales aislantes o de baja conductividad térmica.

Todos los materiales oponen resistencia, en mayor o menor medida, al paso del calor a través de ellos. Aquellos materiales que ofrecen una resistencia alta, se llaman aislantes térmicos.

El principal objetivo de su uso en una construcción es minimizar las pérdidas de energía por transferencia de calor hacia o desde el ambiente, optimizar el uso de energía para la calefacción o enfriamiento interno, así como para reducir la contaminación ambiental.