imagen foto_portada.jpg

El reciclado de residuos puede ser definido como un proceso que tiene por objeto la recuperación, de forma directa o indirecta, de los componentes que contienen los residuos urbanos. De esta forma se puede dar un nuevo uso a un desecho y disminuir su impacto en el medio ambiente, reducir el gasto energético o agregar valor al proceso.

Los residuos más comunes que pueden ser reciclados son:

- Plástico, que es fabricado a partir de petróleo y es uno de los residuos que más tiempo tarda en destruirse y, en ciertos casos, no logra desaparecer nunca. Puede ser reciclado selectivamente o en bloques.

- Papel, que es elaborado a partir de celulosa que proviene de los arboles, por lo tanto su reciclado permite importantes beneficios como -por ejemplo- evitar la desforestación masiva de los bosques, ahorro de agua y energía.

- El vidrio, que es uno de los más respetuosos con el medio ambiente, ya que la materia prima para su elaboración forma parte de la misma naturaleza (sílice y otras sustancias). Su reciclaje produce una serie de beneficios como la disminución de la extracción de materias primas y del impacto ambiental que esto produce, menor consumo de energía y menos volumen de los residuos sólidos urbanos.