imagen foto_portada.jpg

La alimentación es uno de los temas más importantes en la producción de ganado. Una alimentación adecuada debe estar enfocada en el crecimiento y desarrollo del animal. Para ello se requiere de productos que cumplan con los requerimientos nutricionales en cantidad, calidad y componentes (proteínas, energía, minerales, vitaminas, etc.) y al menor costo posible.

El alimento es todo aquello que puede comer el animal y que no le provoque daño, como -por ejemplo- pasto, forraje, fórmulas especiales y agua, que le permita un buen desempeño. Estos aspectos quedan en evidencia tanto en los parámetros productivos y reproductivos (peso al nacer, ganancia de peso, producción láctea, etc.), así como también en la salud y bienestar del animal.

La cantidad de alimento depende de varios factores, como peso y tamaño del animal, tipo de producción (carne o leche) y lugar de pastoreo.

La producción de alimentos debe, entonces, ocuparse de obtener productos de alta calidad, de buena palatabilidad, de fácil digestión y que mantengan o mejoren la salud y crecimiento del animal para obtener una buena producción ganadera.