imagen foto_portada.jpg

Los estándares de calidad de la industria de la carne son cada vez más exigentes y contemplan la insensibilización del animal en el proceso del faenamiento. Esta práctica busca, por un parte, reducir el sufrimiento del animal y, por otra, facilitar el manejo y brindar seguridad a los operarios que participan en el proceso.

En el momento en que un animal se encuentra en una planta faenadora, hay una serie de procedimientos que les pueden resultar estresantes, en especial el momento previo al sacrificio. Es por ello que los animales deben ser insensibilizados o "noqueados" antes de ser desangrados. La insensibilización o noqueo es el procedimiento "mediante el cual se logra la inconciencia inmediata del animal, la que debe durar hasta su muerte, para evitarle cualquier sufrimiento durante el desangrado".

En Chile y otros países existe una reglamentación que indica técnicas específicas que se deben utilizar en este proceso y que se orientan especialmente a asegurar el bienestar animal.